11 de agosto de 2009

Labios Disponibles

¡Ah! El olor a tierra mojada
Pisada por zapatos de mujer sin penas
Que rico aroma el de tu voz por las mañanas
Al teléfono, al mensaje
Aferrándose un poco más a mi.
¡Que deleite ver sus manos improvisando!
Que rico saben los besos de tu boca limpia
Sin pecados
Sin temores de ser devorados por un labios de exigente paladar
Sin medio de morir
EN los labios de una mariposa en pleno vuelo
Y te avientas al vacío
Como si supieras que jamás te dejaría caer
Seguro de que en mis alas, no tocarías jamás el asfalto
Te avientas
Extiendes los brazos
levantas los pies
y te sueltas, vuelas conmigo
Con una paz, que hasta dios nos envidia
Tengo los labios disponibles, amor
Y los brazos, y el cuerpo
Volemos.







Una Palabra Al Aire. Son Como Las Hojas Que Van Cayendo.

2 comentarios:

Any dijo...

Vuelen...









¿Que les pasará a los lobos y a las zarigüeyas que se enamoran de una linda mariposa?

Any dijo...

¿Donde está señorita?
Se le extraña por este blog.