17 de agosto de 2009

Parte Sesenta y dos - Juicios -

Me asombra que ya vayan sesenta y un post en las Hojas del Diario lo digo por que siempre que empiezo a hacer algo nunca le doy seguimiento y bueno... Entro mil cosas más que dejo a medias.


Pero bueno, hoy he venido a hablar de juicios, y no precisamente de los tribunales de artículos constitucionales o todas esas pendejadas que ha inventado el ser humano para joderse un poco más la existencia. Si no de el otro tipo de juicios de los que hacen las personas que obviamente no tienen una puta idea de lo que están hablando, pero vamos, es muy fácil levantar la mano y señalar, de esos hablo yo.

Resulta ser que viene siendo que dicen que las cosas andan siendo más o menos de esta forma:

Me encabrona, me caga, me emputa que la pinche gente sea de las que no sabe ni que pedo, pero ahí anda dando sus opiniones y diciendo cosas que ni siquiera conoce, neta. ¡Me emputa! O sea, como si los demás anduviésemos con una flecha a colores gigantezca apuntando a todos, sacándole sus peores momentos, etc. Que si mi vecina está horrible y se cree bien buena, que si sus hijos son gays (a pesar de que tienen 8 años) que si la que vive a la vuelta es puta, que si la señora de la esquina es bien pinche chismosa, ¿qué chingados les importa? Nadie, jamás, nunca, en ningún momento, ni por equivocación, podrá sentir, vivir, pensar, expresar y decir lo que la demás gente, nunca. No puedes, nunca podrás estar en los zapatos de la demás gente y decir es que pasa esto o aquello, o siente esto o no siente algo, o que chingados se yo. Si sabemos que esto no puede ser, yo necesito que me expliquen, ¿Por qué? ¿Por qué? ¡¡¿Por qué cabrones lo hacen?!! Con qué derecho, o con cuál obligación, o con el permiso de qué Dios pueden atreverse a hacer un juicio de algo que realmente no conocen.

Realmente me molesta, y también me da lástima. El hecho de que hagas conclusiones que no sabes si sean ciertas, o que no te imaginas lo que pasa, eso no es nada más que andar buscando pleitos, malas caras, o ya de plano madrazos gratis. En fin... Yo creo que muchas veces hemos estado metidos en algo así, yo realmente creo que muchas de las veces he estado en algo así, y no por nada, sólo lo se.
Por otro lado, también hay que ver el daño o coraje o simple sentimiento que causan ese tipo de juicios o de opiniones a la gente que se las hacen, pudiera ser que esa persona ni siquiera esté pensando en algo parecido, o que ni siquiera se imagine... Pero mientras se toman la molestia de saber la verdad preguntándole a la persona en cuestión, o simplemente platicando, conociéndola; ya le dieron el la madre. ¡¡Gracias pinche gente pendeja!!


Estoy realmente muy enojada.

"Tú": Se que lees, que entras y se que te estarás dando cuenta de que estoy. Siempre estoy, no importa la situación. Es un pacto.



Una Palabra Al Aire. Son Como Las Hojas Que Van Cayendo.

1 comentario:

Any dijo...

Primero: Es el sesenta y dos.

Segundo: Pues tienes razón Inanna*, es triste que la gente haga sus conclusiones sin conocer bien a la persona en cuestión, se le llega a lastimar mucho a la persona de la que se habla, de hecho yo lo he llegado a hacer, confieso que hasta contigo.
Pero te aprendí algo, o mas bien, hiciste que recordara algo muy cierto e importante, solamente uno mismo sabe lo que carga en el morral, y nadie debe de juzgar o criticar.
Espero no volver a olvidarlo.

Tercero: Ten de consuelo algo. Nadie se va de este mundo sin pagar las que hace, tal vez no te des cuenta, tal vez pienses que se salen con la suya, ¿pero sabes que?, lo pagan.

Cuarto; Y ya para despedirme, de lo que te dije ayer en la noche, al irme, me da consuelo que me digas que lo sabes y que no lo olvidas.


Ehhh, estoy mas lucida que anoche, jejejeje.