12 de junio de 2009

Treinta y Cuatro -El Mail-

Recibí una llamada el día de antier, y ayer... Después un mail. Dos, tres, cuatro. ¿Les pasa que a veces no puedes decir cosas? De ahí la opción de escribirlas. ¡Dios bendiga el correo electrónico! Cuando vi tu nombre en el bandeja de entrada y después en el "asunto" una tercia de "fwd" dije: ¡Uta! ¿Pa' esto quería mi correo? Aunque después entendí que bueno... Entre otras cosas, el correo es para mandarse basura, mentadas de madre, cartas cadenas, ayudas a los desvalidos, y para hacer propuestas indecorosas también. Y lo de olvidé.
Hoy. Empecé el día con una noticia. Que seguro podría cambiar muchas cosas en muchos aspectos. Ya contesté el correo, con la verdad. ¿Para qué decir mentiras? Al final de cuentas... Habrá que esperar a ver lo que pasa.



Una Palabra Al Aire... Son como las Hojas que Van Cayendo... Inanna...*

1 comentario:

Any dijo...

Si, viva el e-mail.
La vida es de mmentos y noticas, cualquiera de ellas puesde cambiar todo.
Saludos y luego me cuentas, ehh.