17 de marzo de 2009

Parte Dos.

Seis cuarenta y cinco de la mañana; el celular suena con una canción brazileira, un tanto para variar el ritmo, otro tanto por que me gusta la canción... Me hice tonta unos cuantos minutos. Claro que para cuando me levanté ya mi cabeza estaba llena de tantas cosas, y tantas madres que suelen llegar de pronto !que temprano carajo! Siempre he pensado que las levantadas temprano se sientes igual que cuando te comes unas nueces y la última sale podrida, chingado, ya nada más para el sabor de boca, obvio bastante malo... Pues así son mis levantadas de madrugada.

¿Café o danonino? Pregunta clave para saber como que es amaneció mi compañerito de cama ! No quiero nada! y uuuuuta... Eso me da a entender que no amaneció nada bien; Aun así voy a preparar el desayuno, algo que lleve café y danonino para que así pueda escoger, por más que diga no podrá irse sin comer algo a la escuela. Ya siendo las siete cuarenta, pues emprendemos la ida para el cole. y a medio camino que me acuerdo que la maestra Matilde me había dicho el viernes pasado que quería hablar conmigo; Obvio, enseguida mi mente divagó(más de lo normal)Pero como era temprano, pues no hice mucho caso a mis pensamientos, llegué y nada, que Matilde sólo quería decirme como quedaron los costos de lo de la asamblea, y que le ayudara con lo del día del niño, y yo !Claro maestra, puede contar conmigo! Jajaja... Pinche convenenciera, claro todo sí, para que se porte bien con mi hijo... Pero bueno, todas lo hacen no nada más yo, así que después de eso, regresé a mi casita, a tomar café y comer algo.

El día transcurre rápido, muy rápido, ya había terminado el día escolar y ya estaba yo de nuevo en mi casa, no sin antes hacer una parada en casa de mi vecina, la cual está desempleada y es bastante cómica, ella y yo hemos sido amigas desde siempre, recuerdo mucho mi infancia, ella siempre estaba presente... Y ahora, pues también, sólo que no nos vemos tan seguido.


Siempre quedan como cosas en el tintero, o por lo menos en mi tintero así es. Tuvimos una charla bastante amena; y por si fuera poco, bastante sana o dañina, como sea... El día siempre acaba simple.

De hoy ¿qué podemos rescatar?

1.- Me gusta levantarme con canciones mamonas
2.- Siempre habrá una buena charla, siempre
3.- Si la nuez podrida te toca al último... Pues ni modo, ¡a comer otra cosa!
4.- Sigo pensando que el blog tendría poco tiempo de vida
5.- Sigo rendiéndome ante el hecho de eliminarlo






















Una Palabra Al Aire... Son como las Hojas que Van Cayendo... Inanna...*

1 comentario:

Any dijo...

Eres muy buena, tu estilo no lo encuentras tan facil, por favor no dejes de escribir.
Saludos.