19 de junio de 2009

Treinta y Ocho. - El Miedo-

Ahora escucho The Naked Brothers Band. Es el programa favorito de mi hijo. Se sabe todas sus canciones, y bueno... La mayoría ya sabemos que su más grande sueño y meta en la vida es: Ser un gran RockStar. Y yo estoy mil porciento segura de que lo logrará.
A veces uno siempre quiere evitar el dolor a sus hijos, la angustia, la desesperación, todo tipo de daño que haga que sus ojos se cristalicen hasta llenarse de agua y después inevitablemente rueden por sus mejillas esas gotas que no pudieron guardarse más. Creo que no es posible, lo se, lo entiendo, lo acepto... Pero no lo quiero. Aunque. En el fondo. Se que la independencia es la mejor herencia que puedo dejarle, aparte de todas las demás cosas que estoy segura que de algo le servirán. Poca gente sabe realmente como soy. Puesto que poca gente lee lo que escribo. Yo suelo ser muy fuerte, muy valemadrista, muy cabrona. Sólo que Alex me dobla, me quiebra en pedacitos hasta que no quede nada de mi. Me levanta hasta el punto más alto de Plutón, donde jugamos siempre, reímos, soñamos, y cantamos dulces notas de música rockera. Y si acaso le gana la tristeza, si acaso alguien tiene la osadía de hacer que ese pequeño mueva su boca al lado contrario y su mueca de risa se convierte en dolor. Entonces es cuando yo soy la más perra de todas en la faz de la tierra y sus puntos circunvecinos. Y me vale madre quien se me atraviese yo si voy y le parto toda su ma... ¿Ven como me prendo de volada? (risas) Pero cuando él siente dolor, miedo, angustia. Yo soy un putimil porciento más vulnerable que él. En fin. Sería difícil muy difícil describir todo lo que ese niño me hace sentir. Hoy es inevitable pensar en él; más inevitable que nunca. Se que está nervioso, que tiene miedo, y se que todo esto es innecesario, por que nada va a pasar.
¿A quién no le han quitado una verruga? ó ¿Quién no ha sabido de alguien con esa anécdota?
A veces. Siempre maximizamos las sensaciones. Pero vamos... Es mi bebé y lo amo inmensamente y para siempre.



Una Palabra Al Aire... Son como las Hojas que Van Cayendo... Inanna...*

2 comentarios:

Any dijo...

Eso de putimil me encanta jajajaja...

Mmm, mira, piensa esto...

Si no le quitan la verru, va a crecer, si crece, le puede afectar la vista, si le afecta la vista puede batallar para aprender las notas mas cabronas de la guitarra, si no aprende esas notas no va a ser una estrela de rock.

Lo ves? esa verru es la enemiga de los 2, eliminala con el frialdad y serenidad con las que se eliminan a los enemigos.

Animo amiga.

dracco dijo...

coincido con any, eso de putimil, muy bueno.

animo mi queridísima inanna, es comprensible que los estados de ánimo de tu hijo influyan sobre ti, que busques el mejor de los futuros para él, que trates por todos los medios que no sufra, que no lloré, que sus metas se vean cumplidas y sus sueños realizados, eres la agente conductora de su felicidad, él está en buenas manos.

saludos preciosa