14 de enero de 2009

Mutilado.

Juro que a mi me gustaba la idea de la escuela
Sí quería eso de aprender, de hacer amigos
De esas cosas que hacen los niños
En su primer escuela…
Mi mamá me llevaba todos los días
Eso por que no me gustaba el transporte
Me sentía como presa
Además, no había seguridad
El camión se movía y se movía
Y yo daba de brincos y andaba como pelota
Todo iba bien…
Hasta que lo vi.
Él vivía o quería vivir ahí
Siempre se paraba antes de que todos llegáramos
En la entrada del centro cívico
El cual jamás entendí para que era
Justo sobre el pasillo por el cual
Tenía yo que pasar a mi Kínder
Y ahí era cuando las cosas se complicaban
Nunca supe bien qué fue lo que pasó
Lo que sentía, o lo que pensaba
De lo que me daba cuenta era de su nerviosismo
Era tanta su tristeza que se notaba en su ropa
Desgarrada me imagino por las lágrimas
Sus ojos rojos, muy pesados
Muy adaptados a su personalidad
Y es que yo pasaba y era inevitable que no lo viera
Además de su aspecto frío
Oscuro, dejado
Se fue comiendo una a una sus desgracias
Así como sus uñas que ya no eran
Que habría sobrepasado el límite
E iba poco a poco acabando con sus dedos
Recuerdo perfectamente que ya no estaban completos
Y yo pensaba que él pensaba que crecerían algún día
Recuerdo que yo lloraba
Que no quería ir
Me daba miedo, mucho para ser sincera
Por eso lloraba cada mañana
A veces creo que era más miedo a que me pasara lo mismo
Que cayera en su mundo…
Mutilándose la vida
Cortándose los miedos…




Una Palabra Al Aire... Son como las Hojas que Van Cayendo... Inanna...*

1 comentario:

Nervinson Machado dijo...

Inanna, como la diosa sumeria... muy interesante, pues la primera poet(iz)a de la que se tenga registro histórico le escribía plegarias a esta diosa... Saludos, me gustó tu blog