13 de mayo de 2008

Ocacional



Recogiste tu ropa del suelo
Pensé que ibas a irte en ese momento
Yo, yo te miraba callada
Como pensando por ti
Como queriendo entender
Tomaste mi mano y me diste un beso
Helados tus labios y frío mi cuerpo…
Se dispusieron a dejarse.

Dos meses pasaron, y dos extraños éramos
El no vernos nos hizo daño, nos dejó ciegos
Pensaba en ti a veces, y otras tantas en los dos
Quizás en mis sueños, quizá en otros labios…
Regresé dos días después de pensarte
Volví a aquel lugar donde te conocí
Aunque ya no recuerdo como es tu nombre
Sólo me acuerdo que alguna vez te vi

Preguntabas: ¿Por qué había vuelto?
Y en tus ojos las palabras sobraban
Yo quise decirte algo, pero nada me vino a la mente
Tome de mi abrigo un pañuelo y te lo puse en la frente
Pasaron de nuevo dos horas
Y recogí mi ropa del suelo
Pregunté: ¿A caso no fue mi nombre el que gritaste en tus sueños?
Y cerré la puerta… Y en el piso quedó tu pañuelo.



Visita De Carne Y Verso
Una Palabra Al Aire... Son como las Hojas que Van Cayendo... Inanna...*

1 comentario:

La Nieve Cubre Al Mundo dijo...

Pregunté: ¿A caso no fue mi nombre el que gritaste en tus sueños?
Y cerré la puerta… Y en el piso quedó tu pañuelo.

Una maravilla In!
Que sigan tus sueños.