27 de mayo de 2009

Parte Veintisiete. -Buenas Noches.-

Sería bueno hacer el amor enmascarados... (risas) Según aquel individuo logro sonrojarlo mil veces, yo no lo se de cierto... Más bien me gusta escribirle y que me lea a veces y después me diga que voy mejor de lo que yo pensaba y reír por cualquier cosa y no entender lo demás.
Estuvo lloviendo mucho, yo no escribo cuando llueve, o no lo hacía... De hecho a veces pienso que se me va la cosa esa que hace que yo escriba... No se como se llama... Habría que pensar en ponerle un nombre.
Por otro lado !Pinches escaleras! Pie hinchado + dolor = Llorar... Así como lo dije cuando veníamos en el carro de Any, casi al llegar a casa de Alfredo. ¿Qué se hace en esos casos? Pues lloras y ya... Por lo menos para mi es fácil. ¡Lloro por cualquier chingadera!
Ya decidí lo que voy a leer... Creo que merezco hacerlo y creo que esos textos me merecen. En fin...
La luz naranja del MSN es tan inoportuna a veces... Pero otras tantas tan ¡Pendeja! Y las demás... Son agradables. Me encabrona que parpadee cuando estoy pensando en algo...
Mañana seguramente dormiré un rato en la mañana, o quizá siga en el intento de hacerle una agenda nueva a mi abuelita. Quizá sólo sea mañana.
Quiero ir a Voces de Benedetti... Pero estoy liciada.
Adoro mis ideas sueltas, son tan locas... Tan libres. Casi como yo.
Duerme boca abajo y con las piernas sueltas mi compañero de cuarto.
A donde tu vayas... Yo iré contigo por que yo te voy a cuidar Agradezco tanto cuando me dice esas cosas... Creo que Dios me ama.
Dios: Se que no he sido muy buena, y tampoco muy mala, estoy toda pendeja, eso también lo se, me equivoco mucho y me encabrono y a veces dudo de muchas cosas, hasta de ti. Pero en medio de todo eso, tu sabes que creo en tu luminosidad, y se que sabes que no es necesario que diga que estoy aquí por ti y que me lleve la mano al pecho y me arrepienta de todo lo malo que he hecho y me hinque y haga como que pido perdón y después vaya y le miente la madre al primer pendejo que se me ponga en frente. Por Dios, Dios. Tú bien sabes como soy. Tan libre y a la vez tan encerrada, que mucha gente podría decir que siempre estoy drogada por que grito cuando me dan ganas, y lloro y me divierto, y me vale madre lo que la gente diga. ¿Que soy mamona? Pues sí, eso también lo sabes, soy mamona, y no me importa, ni a ti... Por que sigo siendo así, no me has cambiado. A veces me da risa, no creas que no... Pero luego pienso: Después de todo hago lo mismo que la demás gente, y no me importa. Sigo siendo yo misma por más que diga que no. Irreverente, hasta sabes que me gusta Molotov y Alex Karev en Grey's Anatomy. También sabes que Mark Sloan está tan bello, que se me hace que es joto... Entre muchas otras cosas que también sabes. ¡Ay Dios! ¿Cómo me atrevo a contarte todo esto, cuando me estás viendo desde arriba? Y ves que sigo con mi pie hinchado y que estoy hasta la madre de no poder caminar. ¿Sabes de qué tengo ganas? Sí, de ir a mentarle la madre a todos los que pasen, y luego correr en chinga para que no me golpeen... (risas) Pero bueno, Dios... También tu debes descansar... Mi abuela dice que el Diablo no duerme... Pero vamos.. ¿Quién puta madre es el Diablo a comparación tuya? (risas) Por último y ya sabes que no doy paso sin huarache... Quiero pedirte que hagas lo posible por que mañana seamos felices y recordemos hablarte de vez en cuando. Que Alex despierte contento para que le vaya bien en su día y pues a mi dame chance de vivir mañana, la neta todavía tengo un chingo de cosas que hacer, y pues me gustaría hacerlas, ya sabes que hago planes y la chingada, entonces, pues ahí te encargo ¿No? ¡Gracias! Siempre eres bueno escuchando, más que yo... Y mira que eso ya es decir. Échanos un vistazo desde allá, y dile al que tienes de vecino que lleva mi sangre. Que sí lo extraño un chingo, y Alex también, que ahora que sea el día del Padre, vamos a ir a dejarle unas caguamas... Y que me voy a tomar una ahí mismo. Para que me diga ¡Teporocha Cabrona! Ojalá y le des chance de bajar tantito, pa' que se la tome conmigo. Bueno pues ya es todo. Cuidate Dios. Hasta mañana.





Una Palabra Al Aire... Son como las Hojas que Van Cayendo... Inanna...*

1 comentario:

Any dijo...

We, no es la primera, ni la segunda, ni la tercera, ni la última vez que te lo digo…
”QUE AGRESIVA ERES”, ¿dime que culpa tiene la gente que va pasando tranquilamente por la calle para que le mentes la madre?, otra cosa, we, ¿crees que la próxima vez que hables con Dios puedas blasfemar un poco menos? Jajajaja.

El vecino de Dios que tiene tu sangre, tiene a varios compañeros que tienen la mía, y también iré a visitarlos próximamente, y aunque el que tiene mi sangre y que comparte apellido contigo, no tomaba, el que comparte apellido con mi padre si, así que me voy a echar un delicioso whiskey con Él, un Chivas Regal en las rocas, si mal no recuerdo, creo que de Él mi gusto por el whiskey, aunque ya no lo pueda tomar como hace un año, ahhh delicioso.
Ale
Inanna
Amiga…un abrazo.

Y si quieres llorar por que al pinche árbol se le voló la última jodida hoja que tenia, PUES LLORA Y YA.