21 de abril de 2008

La historia de Santiago.


Santiago miraba sus alas casi quebradas

Compraba sueños al dos por uno en la tienda de la esquina

Y se los enredaba en el cuello, como un collar de perlas

Por las noches, en su casa, se paseaba libremente por el jardín

Y con sus pies descalzos, tomaba de la tierra la fuerza para el día siguiente.

Santiago sabía que era difícil vivir así

Que aquella noche en que todo cambió

Sus alas jamás podrían mantener el vuelo

Que a diario tendría que empezar de nuevo

Y que al finalizar la jornada, se encontraría con la realidad

Con la soledad de su casa

El frío de las sábanas, la cena con él mismo, y muchas otras cosas.

Santiago no era feliz, y no lo era por que sus alas se habían quebrado

Cuando estaba con él mismo, lloraba, gritaba, extrañaba

Añoraba los tiempos de antes, en que el mundo lo sentía de él

Y donde podía hacer de lo imposible, algo de mucha facilidad.

Santiago tuvo un suicidio

Acabó con su vida, cuando perdió sus alas

Las desterró de su entorno

Quiso perder su esperanza y culminó con él

A Santiago lo sobra una larga vida llena de soledad

Santiago mira sus alas quebradas y llora...

Las alas de Santiago se llamaban Amor

Y las perdió... Cuando cerró la puerta y las dejó partir.





Una Palabra Al Aire... Son como las Hojas que Van Cayendo... Inanna...*

2 comentarios:

☼ Karen ☼ dijo...

Que hermosa historia

Guerrero dijo...

Hola, pues por coasa como estas te dejo la sorpresa en mi blog, bueno esperemos vernos pronto para hablar, o escribirnos en el mensajero, saludos